#
#
Home Page

Señalización para aerogeneradores

La energía eólica es una de las fuentes naturales de producción de energía que está en constante desarrollo, principalmente porque es renovable e inagotable.
Contrariamente a otras fuentes de energía, es una "energía limpia” que no requiere de una combustión que produzca residuos contaminantes ni la destrucción de recursos naturales.
En 2009, la capacidad mundial de generación de energía eléctrica a través de la energía eólica fue de aproximadamente 158 GW, lo suficiente para abastecer las necesidades básicas de dos países como Brasil.
Para tener una idea de la magnitud de la expansión de este tipo de energía en el mundo, en 2007 la capacidad mundial fue cerca de 59 GW y, en 2008 120 GW. 

España ha apostado en esta fuente de producción de energía encontrándose entre los primeros productores mundiales, incluso en términos absolutos.


Los aerogeneradores son equipamientos destinados a la producción de energía eléctrica que por su dimensión, complejidad y costes deberán observar condiciones especiales de seguridad durante toda su vida útil.
Estas medidas de seguridad deberán aplicarse en todas las siguientes fases:

- Producción de los aerogeneradores 
El movimiento y la suspensión de las piezas de grandes dimensiones, la aplicación de materiales compuestos y la utilización de sistemas de soldadura son factores de riesgo que deberán ser controlados y previstos por la empresa constructora de los aerogeneradores.

- Transporte de los aerogeneradores
El transporte, desde la fábrica hasta el lugar de instalación, que puede estar a miles de kilómetros de distancia y que puede implicar medios por carretera, ferroviarios o marítimos, obliga a una logística muy complicada, recurriendo a medios excepcionales de transporte y que deben preveer también medidas excepcionales de seguridad.  


- Instalación de los aerogeneradores 
La localización de los aerogeneradores deberá potenciar la maximización de su producción de energía.
Por esta razón, su localización es normalmente efectuada en la cima de montañas, que son, en general, lugares aislados y de difícil acceso.
El montaje de estos equipamientos, además de tiempo, requiere la utilización de medios complejos en todas las fases de instalación, donde el riesgo es permanente.
Extremar todas las medidas de seguridad para prevenir esos riesgos deberá ser considerada una práctica usual por todos los implicados en estas operaciones.


- Mantenimiento de los aerogeneradores
Aunque estos equipamientos sean monitorizados remotamente, su aislada localización tiene como consecuencia que cualquier accidente, especialmente un incendio, provoca su destrucción catastrófica.
La obligación de las instalaciones automáticas contra incendio, sea en la detección, sea en la extinción, es ya una práctica regular exigida por algunos países y, principalmente, por algunas compañías aseguradoras que son reacias a asegurar estos equipamientos en el caso de que estos medios de protección contra incendios no estén previstos.

La importancia de un sistema eficaz en la protección contra incendios se revela, pues, como una inversión menor en el coste total de estos equipamientos.

También los accidentes de trabajo relacionados con la instalación o mantenimiento de los aerogeneradores, aunque poco frecuentes, son en la mayoría de las veces fatales. Normalmente son causados por caídas, teniendo el agravante del elevado tiempo de intervención de los servicios de socorro, debido a su localización remota.

Un estudio norte-americano revela que entre 1975 y 2006 ocurrieron 39 accidentes fatales, siendo la mayor parte provocada por caídas, en la instalación y/o en el mantenimiento. La mayor concentración de estos accidentes se registra ya en este siglo.
Es también evidente en este estudio que el alto porcentaje de sucesos fatales no es de sorprender. Se debe, por un lado, al poco rigor que existía en la recogida de información en el siglo pasado, y por otro lado, al aumento de la existencia que esta fuente de producción de energía tuvo en las últimas décadas.

Todavía en este estudio, se revela un accidente fatal que por su peculiaridad merece ser comentado...
En 1994, en la región de Pipeston, en los E.U.A., un trabajador murió cuando un pedazo de hielo se desprendió de una da las aspas de un aerogenerador y le causó graves heridas.


La acumulación de hielo en estos equipamientos es una consecuencia directa de las condiciones meteorológicas (especialmente en Invierno) a las que los aerogeneradores están sujetos.  
Cuando el aerogenerador está en funcionamiento, la acumulación de hielo no es significativa pues es normalmente eliminado de la turbina debido a la gravedad, las fuerzas mecánicas de las aspas rotativas y la vibración natural provocada por el viento. 
Sin embargo, cuando está parado, el hielo se acumula y puede soltarse debido a un aumento en la temperatura ambiente, al viento, o a la radiación solar,  lo que puede ocasionar la caída de fragmentos, convirtiendo el área envolvente en una zona de riesgo.
Además, si las condiciones meteorológicas fuesen extremas, cuando el aerogenerador es puesto en funcionamiento, puede lanzar fragmentos de hielo acumulado a cierta distancia de la turbina, hasta varios centenares de metros.
La caída de hielo puede causar daños en las estructuras y vehículos, y lesiones a los equipos de manutención o al público en general, por lo que es fundamental informar sobre las medidas de seguridad adecuadas, ordenando la protección sobre este riesgo.


El catálogo Sinalux contiene muchas de las señales que deberán ser instaladas para prevenir todo tipo de riesgos en las dos primeras fases de la vida útil de los aerogeneradores (construcción y transporte).

Sin embargo, Sinalux, consciente de las medidas especiales de seguridad a las que estos equipamientos deberán estar sujetos en la instalación y especialmente en el mantenimiento, desarrolló un conjunto de señales específicas para ello.

Estas señales informan, alertan, prohíben y obligan a adoptar  comportamientos, contribuyendo así al incremento y eficiencia de las medidas de seguridad.

Teniendo en cuenta que esta señalización no es solo para instalar en los aerogeneradores, sino que también en los parques eólicos, fue desarrollada según los siguientes criterios:

Señalización exterior - Señales opacas (opción con acabado en fotoluminiscente) con base en PVC y/o aluminio que serán instaladas en las entradas de los parques eólicos, ya sea en la fase de instalación, o en la fase operativa (identificación del aerogenerador). 
En la aplicación de estas señales está prevista la utilización de sistemas de fijación, como por ejemplo el uso de tornillos.

Señalización interior - Señales en vinilo fotoluminiscente auto-adhesivo para instalar en el interior del aerogenerador. Dado que se pretende identificar los riesgos inherentes a los trabajos de 
mantenimiento y como ese mantenimiento puede ser efectuado por equipos multinacionales, los textos que soportan los pictogramas fueron desarrollados en dos lenguas (español e inglés).

Se tuvo un especial cuidado en pensar en un material base que dispensase el agujerear dado que cualquier agujero, en estos equipamientos, podrá comprometer la estructura de los mismos. 





Para conocer en detalle esta nueva familia de señalización de seguridad vaya a nuestra página Web www.sinalux.es o envíe un correo electrónico para comercial@sinalux.eu


« volver

Newsletters Anteriores
#
© 2019 - Sinalux  
seara.com